logo mec

06 · Junio · 2015

Equipo de Básquetbol de Exalumnos USM entrega beca de alimentación a joven talento del Plantel

Joaquín Rosas, estudiante de Ingeniería Civil Mecánica, integra la Rama de esta disciplina desde que ingresó a la carrera.

“No es fácil rendir en la educación superior, todos saben la dificultad que tiene, así que se de verdad se agradece esta ayuda. Creo que, de hecho, ellos no dimensionan cuán importante es”. Con estas palabras, Joaquín Rosas declaró su gratitud por la beca de alimentación que recibió de parte del Equipo de Básquetbol de Exalumnos de la Universidad Santa María, que desde hace un tiempo viene apoyando a los jóvenes talentos de la Casa de Estudios.

El alumno de último año de Ingeniería Civil Mecánica, integra desde que ingresó al Plantel la Rama de dicha disciplina y es un convencido de los beneficios del deporte en la etapa universitaria. “Es fundamental, porque entrega otras facetas más allá de lo académico. Se conoce gente, se hacen amigos para toda la vida, enseña a trabajar en equipo y a esforzarse más allá de los estudios propiamente tales. Todo eso se agradece”, sostuvo.

El Director del Departamento de Deportes, Educación Física y Recreación (DEFIDER), José Campusano, valoró la iniciativa, que calificó como “realmente positiva”. Asimismo, destacó que “lo importante es que puede transmitirse de generación en generación”.

Factor de unión

El Equipo de Básquetbol de Exalumnos nació a comienzos de la década del ’90, cuando existían un Equipo de Honor y otro en Segunda División. Fue este último el que derivó en un conjunto de egresados, que integró también a académicos y funcionarios.

El propio Joaquín Rosas le otorga un significado especial a este grupo humano. “Me parece excelente que exista esa instancia, porque cuando uno está estudiando en la universidad, trata de competir en un nivel muy alto, pero después la idea es seguir haciéndolo casi en familia. Que esté este espacio es muy bueno, para que uno como exalumno pueda seguir participando en el Alma Mater, donde uno se formó como alumno y deportista”, manifestó.

Algo que complementa Pedro Torrejón, exalumno de la carrera de Ingeniería Civil Industrial: “Estamos agradecidos de la USM. Con la perspectiva del tiempo, se ve a la Universidad de otra manera; lo que somos se lo debemos a ella y a los profesores que tuvimos, por eso es bueno seguir en contacto, retribuir y permitirle a nuevas generaciones que hagan lo mismo. Porque, en definitiva, lo que nos une es el básquetbol”, puntualizó.